Niños bosquimanos en la RCKC, 2004
Niños bosquimanos en la RCKC, 2004 © Survival International

Un alto cargo de Botsuana declaró que la Reserva de Caza del Kalahari Central (RCKC), hogar ancestral de los bosquimanos gana y gwi, “debería reservarse a la fauna y flora”, pese a que el Tribunal Supremo del país dictaminó que los bosquimanos tienen derecho a vivir en ella.

Trevor Mmopelwa, director de Wildlife and National Parks (Fauna, Flora y Parques Nacionales), afirmó que permitir que viva gente en la reserva podría “dificultar enormemente la gestión de la RCKC, en el sentido de que habría dos derechos opuestos coexistiendo el uno junto al otro”. Además, fracasó a la hora de admitir la sentencia del Tribunal Supremo en 2006 que reconocía el derecho constitucional de los bosquimanos a vivir en la reserva, asegurando que se trataba de “una cuestión de argumentos legales”.

La Reserva de Caza del Kalahari Central se creó en 1961 con el objetivo de proteger el territorio de los bosquimanos. Sin embargo, el Gobierno de Botsuana les expulsó ilegalmente de su tierra en el año 2002 y se niega a permitirles el acceso a un pozo del que dependen para proveerse de agua en la reserva.

Mientras prohíbe a los bosquimanos el uso del pozo, el presidente Khama, que describió el modo de vida de los bosquimanos como “una fantasía arcaica”, ha concedido permiso a alojamientos de safari para perforar nuevos pozos en la reserva. Uno de ellos, cuya inauguración está prevista para este mes, tiene incluso una piscina.

Los comentarios de Mmpolewa, recogidos por el periódico de Botsuana Sunday Standard, se produjeron en respuesta a la demanda interpuesta por los bosquimanos en un intento de lograr acceso al pozo.

El presidente Ian Khama, que fue reelegido tras las elecciones del pasado mes de octubre, es miembro de la junta directiva de la ONG Conservation Internacional.