El Banco Europeo de Inversiones abandona la megapresa de Etiopía

Los mursi son uno de los pueblos indígenas que se verán afectados por la presa
Los mursi son uno de los pueblos indígenas que se verán afectados por la presa
© Eric Lafforgue/Survival

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha anunciado que ya no piensa financiar la presa más alta de África, en Etiopía. Esta presa hidroeléctrica, llamada Gibe III, ha generado críticas internacionales por su probable efecto devastador sobre la seguridad alimentaria de al menos ocho pueblos indígenas de Etiopía.

En un comunicado, el BEI anuncia haberse retirado de Gibe III porque el Gobierno etíope ha encontrado financiación alternativa para la presa. Sin embargo, el ICBC, el banco del que es propietario el Gobierno chino y que había sonado como potencial entidad financiadora, dejó claro recientemente que el trato aún no ha sido finalizado y que está lejos de ser algo seguro.

Antes de retirarse de Gibe III, el BEI revisó los estudios de impacto social y ambiental de la presa. Dicha revisión confirma el temor de Survival y otros de que las vidas de los pueblos indígenas que viven en el valle del Omo bajo, río abajo desde Gibe III, se verán profundamente alteradas, y su seguridad alimentaria amenazada, si se completa la presa. El estudio también reconoce que estos pueblos indígenas no han sido debidamente consultados.