Asesinos de un líder indígena condenados por secuestro y tortura

El líder indígena guaraní Marcos Veron.
El líder indígena guaraní Marcos Veron.
© Joaó Ripper/Survival

Los tres hombres juzgados por el asesinato del líder indígena brasileño Marcos Veron han sido absueltos de homicidio, pero condenados por secuestro, tortura y conspiración criminal en relación con su muerte.

También fueron absueltos de los cargos de intento de homicidio en relación con seis indígenas más que estaban con Veron cuando éste fue asesinado.

Los hombres han sido sentenciados a más de 12 años de prisión, pero como ya han permanecido más de cuatro años en la cárcel tienen derecho a ser puestos en libertad hasta que se dirima la apelación.

Nombrados ante el tribunal como Carlos Roberto dos Santos, Estevão Romero y Jorge Crisaldo Insabralde, los tres hombres trabajaban supuestamente para el propietario de la hacienda Brasilia do Sul, Jacinto Honorio da Silva Filho, cuyo rancho ocupa el territorio ancestral de la comunidad guaraní de Marcos Veron.

Da Silva nunca ha sido imputado por el crimen.

Marcos Veron, un líder guaraní kaiowá internacionalmente respetado, fue apaleado hasta la muerte en 2003 después de que liderara a su comunidad en la reocupación de su tierra ancestral.

Veron, que tenía 72 años en el momento de su muerte, dijo sobre su tierra: “Esto que ves aquí es mi vida, mi alma. Si me separas de esta tierra, me quitas la vida”.

La directora de investigación de Survival, Fiona Watson, declaró hoy: “Aunque estamos decepcionados porque estos hombres han sido absueltos de asesinato, y liberados a la espera de la apelación, sus condenas por los cargos menores mandan un mensaje muy poderoso: los líderes indígenas no pueden ser asesinados con impunidad”.

Survival prestó ayuda a un grupo de guaraníes para asistir al juicio en Sao Paulo.