Un grupo de jummas y de indígenas de todo el mundo piden que se respete el tratado de paz de las Chittagong Hill Tracts frente a la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

Un grupo de jummas y de indígenas de todo el mundo piden que se respete el tratado de paz de las Chittagong Hill Tracts frente a la sede de Naciones Unidas en Nueva York. © Ben Powless

Esta página se actualizó por última vez agosto 15, 2018 y puede contener terminología en desuso.

Indígenas jummas de Bangladesh se manifestaron frente a la sede de Naciones Unidas en Nueva York la semana pasada para exigir el cumplimiento de un tratado de paz que ya tiene 14 años. Indígenas de todo el mundo se unieron a la concentración.

En 1997 el Gobierno bangladeshí y los jummas firmaron un acuerdo de paz en el que el Gobierno se comprometía a desmantelar los campamentos militares de las Chittagong Hill Tracts (CHT), donde viven los jummas. Según el acuerdo, el Gobierno también pondría fin al robo de tierras de los jummas a manos del ejército y los colonos. El acuerdo ofrecía esperanza, pero los campamentos militares aún siguen en la zona y la violencia y la usurpación de las tierras continúan.

Las CHT son el hogar de once tribus, a las que se conoce con el nombre colectivo de jummas a causa de su forma de agricultura, que se conoce localmente como “jhum”. Cientos de miles de colonos han sido trasladados a la zona en los últimos sesenta años, desplazando a los jummas y sometiéndolos a una represión brutal.

Victoria Tauli Corpuz, quien fuera presidenta del Foro Permanente de Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas (UNPFII por sus siglas en inglés), habló durante la manifestación, y dijo: “El ejército de Bangladesh debe dejar de cometer estas violaciones de derechos humanos, y se deberían investigar los ataques, que ocurren de forma muy sistemática”.

El jefe Wilton Littlechild, presidente de la Comisión de Paz y Reconciliación de Canadá, declaró: “Mientras el sol brille y la hierba crezca y los ríos fluyan, todos los tratados deberían ser respetados, y ahora estos están recogidos en la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas”.

Muchos de los indígenas que asisten estos días a la décima sesión del UNPFII estaban presentes en la manifestación, entre ellos algunos de EE.UU., Canadá, Filipinas, Noruega, Bangladesh y Kenia.

Compartir

  • Facebook
  • WhatsApp
  • Copy