Turistas, objetivo de campaña publicitaria sobre indígenas aislados

Indígenas aislados comparten el mismo Valle sagrado que Machu Picchu, al que visitan más de un millón de turistas cada año.
Indígenas aislados comparten el mismo Valle sagrado que Machu Picchu, al que visitan más de un millón de turistas cada año.

© Icelight/Wikicommons

Los visitantes de la atracción turística más icónica de Perú, Machu Picchu, son el objetivo de una nueva campaña publicitaria en la red, con motivo del debate sobre un proyecto gasístico en las cercanías.

Cada año un millón de turistas visitan las ruinas de la ciudad inca del siglo XV, pero muy pocos son conscientes de los peligros que acechan a varios pueblos indígenas que viven a tan solo 100 km de allí.

Como Lugar Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y oficialmente una de las siete nuevas Maravillas del Mundo, el turismo convierte a Machu Picchu en uno de los principales generadores de ingresos para el país.

Los anuncios piden a los turistas que visiten Machu Picchu que actúen para evitar el impacto de la exploración de gas sobre los indígenas aislados.
Los anuncios piden a los turistas que visiten Machu Picchu que actúen para evitar el impacto de la exploración de gas sobre los indígenas aislados.
© Survival

Los nuevos anuncios, que aparecen junto a búsquedas en Google relacionadas con Machu Picchu, piden a los turistas que lo visiten que actúen para evitar el impacto de la exploración de gas sobre los pueblos indígenas aislados.

La peruana Reserva Nahua-Nanti para indígenas no contactados se encuentra en el mismo “Valle Sagrado” que Machu Picchu. Sin embargo, y a pesar de su estatus protegido, está siendo abierta a la explotación gasística.

El proyecto gasístico más grande y con peor fama de Perú, conocido como los campos de gas de Camisea, se sitúa en las profundidades de la reserva.

Propiedad de un consorcio de empresas gasísticas extranjeras, entre las que están Repsol, Pluspetrol y Hunt Oil, ahora el proyecto ha conseguido permiso para expandirse aún más por la zona, a pesar del riesgo para las tribus de la región.

Es crucial reseñar que la Reserva Nahua-Nanti funciona como “zona de amortiguamiento” para otra importante atracción turística, el Parque Nacional del Manú.

Los indígenas nahuas son uno de los varios pueblos indígenas amenazados por la creciente fiebre del gas peruana.
Los indígenas nahuas son uno de los varios pueblos indígenas amenazados por la creciente fiebre del gas peruana.
© Survival International

Reconocida como uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta, ahora se teme que una ampliación de los campos de gas podría destruir algunas partes de esta reserva de la biosfera de la UNESCO.

El reciente debate sobre el proyecto propuesto, llamado “Fitzcarrald”, ha llegado a involucrar a la leyenda de la música Mick Jagger, a quien Survival ha pedido que intervenga para parar la iniciativa.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado hoy: “Los turistas que visiten Machu Picchu y que tengan interés por la historia y la cultura de Perú deberían hacer caso a los anuncios y pasar a la acción. La tierra de los indígenas aislados debe ser protegida; de lo contrario, los indígenas no contactados también serán exterminados, como los incas lo fueron en el siglo XVII”.

Averigua más sobre los efectos de la extracción de gas y petróleo en los pueblos indígenas aislados de Perú a través de la fotogalería de Survival.