Un hombre guaraní es asesinado por pistoleros en una emboscada

Los guaraníes sufren frecuentes ataques de pistoleros cuando regresan a sus tierras ancestrales.

Los guaraníes sufren frecuentes ataques de pistoleros cuando regresan a sus tierras ancestrales.

© Fiona Watson/Survival

Un indígena guaraní fue asesinado ayer en el sur de Brasil, supuestamente por pistoleros a sueldo de los ganaderos que han ocupado la tierra de su comunidad.

Según el líder de la comunidad de Paraguassú, Celso Rodrigues, de 42 años: “Sufrió una emboscada a manos de dos pistoleros mientras caminaba cerca de un arroyo. Su padre está muy apenado y enfadado, al igual que yo… Es muy triste ver morir a nuestros familiares”.

En agosto del año pasado los guaraníes de Paraguassú reocuparon parte de su tierra ancestral, conocida como Arroio Korá. Desde entonces han sido víctimas de numerosos episodios de violencia e intimidación.

Un hombre guaraní de Arroio Korá dijo entonces a Survival: “Nuestras familias fueron expulsadas de esta tierra. Nosotros hemos decidido regresar; nuestra comida es nuestra tierra. Yo he tenido que huir de las balas en varias ocasiones. Realmente duele que los ganaderos sigan amenazándonos, pero hemos decidido quedarnos. El ganadero tendría que matarnos a todos para hacer que nos fuéramos”.

Este último incidente ilustra la tensión y violencia extremas que están soportando los indígenas del estado de Mato Grosso do Sul debido a que el Gobierno no ha sido capaz de demarcar sus tierras ancestrales, en violación de la ley.

Tras la usurpación de sus tierras para dejar paso a haciendas de ganado y plantaciones de soja y caña de azúcar, muchos indígenas viven en reservas superpobladas o en campamentos en las cunetas de carreteras donde son víctimas de la desnutrición, el alcoholismo y la violencia.

Una delegación de indígenas terenas y guaraníes se reunieron el miércoles con ministros para presionar para que se reconozcan sus derechos territoriales.

Una delegación de indígenas terenas y guaraníes se reunieron el miércoles con ministros para presionar para que se reconozcan sus derechos territoriales.
© Survival

El asesinato de ayer llega después de que la policía matara a un indígena terena el mes pasado.

Rodrigues fue asesinado mientras una delegación de indígenas terenas y guaraníes visitaba Brasilia para reunirse con destacados ministros y exigir sus derechos territoriales, que el Gobierno amenaza con debilitar por medio de una serie de drásticas y polémicas reformas que están generando indignación generalizada entre las tribus de todo Brasil.

Tras el encuentro, los guaraníes dijeron en declaraciones a Survival: “Los ganaderos se hacen cada vez más ricos, ilegalmente, a costa de nuestras tierras indígenas, mientras que los indígenas pasamos hambre y morimos”.

Los ganaderos tienen prevista una manifestación anti indígena en la región para mañana.

Survival ha pedido al Gobierno de Brasil que investigue en profundidad este asesinato y que lleve a los culpables ante la justicia, y está haciendo campaña para que se demarquen con urgencia las tierras ancestrales de los guaraníes, sin las cuales se perderán aún más vidas.

Stephen Corry, director de Survival, ha declarado hoy: “Brasil recibe halagos como una historia de éxito económico; se alaba su rápido crecimiento; se le otorga el honor de acoger los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol. ¿Pero cuántas personas conocen la turbia verdad? En la carrera por obtener beneficios a cualquier coste ya se han perdido cientos de vidas inocentes, y los medios de subsistencia de miles de personas están siendo destruidos. Este asesinato forma parte de una serie de muertes recientes. ¿Qué va a hacer el Gobierno para llevar a los asesinos ante la justicia y evitar más derramamiento de sangre? Prácticamente nada”.