Los dongrias celebran su reciente victoria judicial frente a una empresa minera

Los dongrias están contentos con el veredicto del tribunal, pero siguen preocupados por la persistente presión y por los posibles intentos futuros de abrir sus colinas a la minería.

Los dongrias están contentos con el veredicto del tribunal, pero siguen preocupados por la persistente presión y por los posibles intentos futuros de abrir sus colinas a la minería.

© Lewis Davies/Survival

Cientos de dongria kondhs y sus vecinos celebraron juntos su última victoria contra la minería en sus colinas sagradas y se pronunciaron contra la violencia del estado. 

En mayo de este año, el Tribunal Supremo de la India desestimó el último intento del gobierno estatal de Odisha para iniciar la minería a gran escala en las colinas de Niyamgiri. En 2013, los dongrias rechazaron de forma unánime los planes de la minera británica Vedanta Resources de abrir una mina en sus colinas para extraer bauxita: participaron en un histórico referéndum donde todas las aldeas consultadas votaron en su contra.

Para celebrar su victoria, los dongrias organizaron una serie de marchas que recorrieron 54 aldeas y que culminaron con una enorme manifestación en Lanjigarh, donde se ubica la polémica refinería de bauxita de Vedanta. Entre los asistentes estaba el abogado Sanjay Parikh, que representó a los dongrias ante el Tribunal Supremo, y también el activista social Medha Patkar. 

El estado anímico de la congregación quedó patente durante el discurso de un hombre dongria durante la marcha: “Seguiremos con nuestra lucha por la protección de Niyam Raja [el dios montaña de los dongrias]. Sacrificaríamos nuestras vidas antes de permitir la minería en Niyamgiri. Seguiremos con nuestra lucha hasta que Vedanta se vaya de aquí", mientras de fondo se escuchaba corear: "Incluso si viene la muerte, dejad que Niyamgiri viva.”

Los dongrias son los mejores guardianes y conservacionistas de sus colinas, a las que han cuidado durante milenios. El portavoz dongria Lodu Sikaka explicó que durante las marchas, en cada poblado, se discutió la necesidad de proteger el medioambiente a cualquier precio. También advirtió de la violencia que los dongrias seguirían afrontando por oponer resistencia a los planes de minería gubernamentales.

“El gobierno quiere que los indígenas desalojen sus tierras infundiendo miedo (…) Nuestros compañeros han sido torturados por la policía sin motivo alguno. La policía retiene a hombres inocentes en el mercado y en sus hogares. A menudo los califican de maoístas [insurgentes armados] y los torturan bajo la excusa de interrogarles”, denunció Sikaka. 

Un estudiante dongria de 20 años, Manda Kadraka, fue asesinado a tiros por la policía durante una operación contra los insurgentes en las colinas de Niyamgiri el pasado mes de febrero. Ahora un equipo de tres miembros del Tribunal Supremo de la India investiga acusaciones que apuntan a que el asesinato se produjo durante un falso enfrentamiento diseñado para intimidar a los dongria kondhs a aceptar la minería en sus colinas.