Los hadzabe celebran su victoria territorial

Una agencia de safaris, que representa a clientes procedentes de los Emiratos Arabes Unidos (EAU), ha confirmado que se retira de la transacción sobre la tierra del pueblo hadza en Tanzania.

La empresa dijo en un comunicado “La Agencia de Safaris Eshkesh ha renunciado a los derechos que adquirió en 2006 para administrar y utilizar sosteniblemente la región de Yaeda Chini / Lago Eyasha para la caza”.

La compañía había negociado previamente la concesión con el Gobierno de Tanzania.

Esta retirada supone una gran victoria para los hadza, un pequeño pueblo indígena de cazadores-recolectores que vive en el noroeste de Tanzania. Un representante de los hadza comentaba hoy: “Si es cierto que los árabes van a abandonar nuestra tierra, entonces estoy muy, muy feliz”.

La concesión habría permitido a la agencia ocupar una amplia zona de territorio hadza en el valle de Yaeda Chini, y cazar allí.

Muchos hadzabe se habían opuesto enérgicamente a la concesión de sus tierras, temiendo que la fauna salvaje que para ellos es su sustento comenzase a escasear, causando hambre y dificultad en muchas comunidades. Presionaron al Gobierno de Tanzania y al consejo local, y lanzaron una campaña internacional para bloquear el acuerdo.

Contrariamente a lo declarado por la agencia de safaris y por algunos funcionarios del Gobierno, los hadzabe no fueron consultados en su totalidad sobre la concesión. Aquellos hadzabe que expresaron su preocupación por el trato durante una reunión con funcionarios fueron silenciados, y dos de ellos arrestados por causar disturbios. Otro hadza fue llevado a juicio “por alterar la paz”.

Survival escribió a los gobiernos de Tanzania y de los EUA, así como a la agencia de safaris y a la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas, manifestando su preocupación sobre la concesión y la forma en que había sido negociada, así como sobre el impacto que esto podría tener en los hadzabe para su forma de vida.