Informes condenan la espantosa situación de los guaraníes

Madre e hijo guaraní.
Madre e hijo guaraní.
© João Ripper/Survival

Según dos informes publicados recientemente, los guaraníes del estado brasileño de Mato Grosso do Sul (Brasil) viven en terribles condiciones. Es fundamental que se delimiten y se reconozcan legalmente sus tierras ancestrales.

El primer informe, presentado por el Ministerio Público de Brasil el pasado mes de abril, dice que los guaraníes del estado de Mato Grosso do Sul padecen una alta mortalidad infantil y la tasa más elevada de homicidios y suicidios del país.

Afirma que esto se debe a un conflicto territorial ya que las autoridades no han cumplido con la legislación brasileña al no reconocer los derechos territoriales de los guaraníes; muchos de ellos viven hacinados en pequeñas reservas o en improvisados campamentos en los laterales de las carreteras.

El informe enumera violentos ataques a las comunidades guaraníes, especialmente comunes después de que algunas de éstas intentaran reocupar la tierra que les fue robada por industrias agroganaderas y los proyectos colonizadores del Gobierno.

El informe califica uno de estos ataques a una comunidad guaraní en septiembre de 2009 como un caso de “genocidio”.

Documenta también el asesinato de varios indígenas, como el del líder Marcos Veron, reconocido a nivel internacional, como un ejemplo de la “inseguridad crónica de los 70.000 indígenas en el estado”.

El segundo informe, elaborado por el Consejo de Defensa de los Derechos de la Persona Humana (CDDPH) de la Secretaría Especial de los Derechos Humanos, y presentado ante el Ministerio de Justicia el mes pasado determina que los guaraníes viven en “condiciones extremadamente precarias”.

Dice que sufren carencia de tierra, falta de acceso a los servicios sanitarios básicos, altos niveles de violencia y discriminación, y falta de comida y agua potable; algunos niños sufren también “malnutrición aguda”.

También indica un incremento de las enfermedades entre los guaraníes, debido a su exposición a pesticidas utilizados en las haciendas cercanas, frecuentemente establecidas sobre su tierra.

Entre otras recomendaciones el informe insta a que la FUNAI, el departamento de asuntos indígenas del Gobierno brasileño, se concentre en la delimitación de la tierra de los guaraníes, y a que la policía y el Ministerio Público actúen sobre los casos de discriminación contra los guaraníes..

Survival International ha protestado ante el Gobierno brasileño, instándole a que cumpla con la legislación brasileña e internacional y reconozca urgentemente los derechos territoriales de los guaraníes. Además ha planteado este asunto ante las Naciones Unidas por medio de un informe presentado este año.