El mayor banco de China financiará una destructiva presa etíope

Los karo (o kara), con una población de entre 1.000 y 1.500 habitantes, viven en la orilla este del río Omo, en el sur de Etiopía. En la foto, una madre karo con sus hijos.
Los karo (o kara), con una población de entre 1.000 y 1.500 habitantes, viven en la orilla este del río Omo, en el sur de Etiopía. En la foto, una madre karo con sus hijos.
© Eric Lafforgue/Survival

El Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), el mayor banco del país asiático, concederá un préstamo de unos 400 millones de dólares para la construcción de la polémica presa Gibe III en Etiopía, según la agencia etíope de electricidad (EEPCo).

Según indican los informes, otra empresa China, Dongfang Electric Corporation, ha sido contratada para hacer parte del trabajo.

Etiopía se encuentra en estos momentos en busca de financiación para finalizar la presa hidroeléctrica Gibe III, un tercio de la cual ya se ha construido. La empresa italiana Salini Costruttori tiene el contrato de construcción, aunque parte del trabajo, según se informa ahora, será asumido por Dongfang.

Survival ha escrito al ICBC pidiéndole que no financie la presa Gibe III, que amenaza la seguridad alimenticia de, al menos, ocho pueblos indígenas muy vulnerables del valle bajo del Omo, en Etiopía, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Si la presa Gibe III se construye por completo, acabará con el ciclo de crecidas naturales del río Omo, las cuales son vitales para la supervivencia de los pueblos indígenas del valle bajo de este río. Algunos pueblos indígenas plantan sus cultivos en los ricos sedimentos que quedan depositados en las orillas del Omo por las crecidas. La pequeña tribu de los kwegu pesca en el río.

Ninguno de los pueblos indígenas que serán los más afectados por Gibe III han sido consultados. Esto supone una violación de la Constitución etíope y una violación de las normas internacionales establecidas en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.