Perú expulsa a un activista británico

Paul McAuley se ha posicionado en contra de la exploración petrolífera y de la tala ilegal en tierras indígenas.
Paul McAuley se ha posicionado en contra de la exploración petrolífera y de la tala ilegal en tierras indígenas.
© FUNAI

El Gobierno peruano ha anunciado su intención de expulsar del país al religioso ecologista de origen británico Paul McAuley.

El hermano McAuley lleva muchos años defendiendo la selva amazónica y los derechos indígenas en Perú, y es el presidente de la Red Ambiental Loretana, una organización popular con sede en Iquitos, la ciudad más grande del norte de la Amazonia peruana.

McAuley recibió la noticia de su expulsión el pasado 1 de julio, y se le han dado tan sólo siete días de plazo para abandonar Perú, donde vive desde hace veinte años.

Según un documento del Ministerio del Interior, firmado el 11 de junio, se acusa a McAuley de haber participado en “diferentes actividades de carácter politico. . . contra el orden público interior”.

Fuentes internas a Survival International declararon hoy: “El Gobierno de Perú, y en concreto su presidente Alan García, está claramente decidido a terminar con cualquier tipo de oposición a sus planes de repartir la Amazonia entre empresas de hidrocarburos. Paul McAuley ha sido una molesta espina difícil de quitar. Tras toda la palabrería acerca de que hay que escuchar a los pueblos indígenas, de la que se oyó hablar tras la matanza en la Amazonia el año pasado, el Gobierno ha iniciado una campaña de persecución contra líderes indígenas; ahora parece que va también detrás de sus aliados”.