Justicia corrupta para defensor de derechos humanos

Binayak Sen, defensor de derechos humanos, condenado a cadena.
Binayak Sen, defensor de derechos humanos, condenado a cadena.
<p>© Anon, use by special arrangement</p>

El defensor de derechos humanos indio Binayak Sen ha sido sentenciado a cadena perpetua por cargos que tienen, según Amnistía Internacional, motivaciones políticas.

Binayak Sen, un médico que ha ganado premios internacionales por su trabajo con las comunidades adivasi (indígenas) en el centro de la India, niega las acusaciones categóricamente.

El doctor Sen se encontraba trabajando con comunidades que están en primera línea de la sangrienta insurgencia india y que se encuentran en medio de los guerrilleros maoistas y los paramilitares del estado, fuertemente armados. Miles de personas han muerto en la batalla y decenas de miles de adivasis han sido desplazados de sus hogares.

Prashant Bhushan, un abogado del Tribunal Supremo que estuvo muy implicado en el caso de la mina de Vedanta Resources en Niyamgiri, declaró: “El Tribunal Supremo ha determinado que el cargo de sedición sólo se puede mantener si la fiscalía demuestra que el acusado intentó incitar a la violencia o el desorden público. Está claro que este caso no se ajusta a ese principio”.

En noviembre, la escritora Arundhati Roy también fue acusada de sedición, en un caso que aún no ha llegado a los tribunales. Los cargos contra Roy se basan en comentarios que hizo sobre la situación en Cachemira, aunque su postura con respecto a la insurgencia maoista también ha generado un acalorado debate.

El doctor Sen tiene derecho a apelar al Alto Tribunal de Chhattisgarh.