Los pistoleros destruyen un campamento indígena en Brasil

Hombre guaraní. Los pistoleros han invadido un campamento guaraní en Brasil.
Hombre guaraní. Los pistoleros han invadido un campamento guaraní en Brasil.
© Joaó Ripper/Survival

Un grupo de pistoleros ha invadido un campamento guaraní en Brasil.

Según las informaciones disponibles, los invasores han destruido los hogares de los guaraníes y han amenazado a los indígenas de la comunidad de Pyelito Kuê, que se vieron obligados a huir a la selva.

Un guaraní ha dicho: “Destruyeron nuestro campamento, quemaron nuestras cosas, tuvimos que huir”.

Parece que algunos de los indígenas han regresado al campamento, donde se vive una tensa situación, y temen nuevos ataques.

La violencia llega tras el regreso de los guaraníes a su territorio ancestral a comienzos de este mes. Este es el tercer intento de la comunidad por reocupar sus tierras, que los terratenientes les robaron y ocuparon.

Gran parte de sus tierras les han sido arrebatadas para dejar paso a ranchos ganaderos y plantaciones de soja y caña de azúcar, por lo que ahora muchos guaraníes viven en condiciones lamentables en reservas superpobladas o campamentos en las cunetas de carreteras.

Las autoridades brasileñas tienen la responsabilidad de devolver a los indígenas su territorio, pero el proceso está sufriendo graves retrasos. No es infrecuente que las comunidades guaraníes decidan regresar a sus tierras antes de que el Gobierno las demarque oficialmente.

Los guaraníes tienen una profunda conexión con su tierra, sin la cual sufren altas tasas de malnutrición, suicidios y violencia. 56 guaraníes fueron asesinados, según informaciones, tan solo durante el pasado año.

A menudo reciben amenazas tras reocupar sus tierras, y algunos líderes guaraníes, como Marcos Veron, también han sido asesinados.

Descargar el informe de Survival para Naciones Unidas sobre la crítica situación a la que se enfrenta este pueblo indígena en inglés o portugués.