Los jueces permiten a los guaraníes permanecer en su tierra ancestral

Niñas guaraníes.

Niñas guaraníes.

© Survival

Los jueces en Brasil han permitido a los miembros de una comunidad guaraní permanecer en su tierra ancestral, que reocuparon después de haber sido forzados a abandonarla y a vivir en un campamento provisional durante más de un año y medio.

Los jueces han suspendido una orden de expulsión que obligaba a los indígenas a abandonar su tierra y afrontar unas condiciones de vida desoladoras junto al borde de una carretera o en una reserva masificada.

Los 170 guaraníes de la comunidad de Laranjeira Ñanderu pueden permanecer a partir de ahora en una pequeña parcela de su tierra hasta que se lleven a cabo más estudios territoriales. Actualmente su territorio lo ocupa un ganadero.

Diez representantes guaraníes viajaron a São Paulo para presenciar la decisión judicial.

Según declaraciones de un hombre guaraní de Laranjeira Ñanderu: “Este es nuestro sueño, nada más. Solo que se lleven a cabo los estudios para demostrar que tenemos derecho sobre nuestras tierras ancestrales”.

La sentencia se produce después de intervenciones de guaraníes, así como de Survival International, de la ONG brasileña CIMI y de otras organizaciones.

Las autoridades brasileñas son responsables de demarcar y proteger toda la tierra de los guaraníes para el uso exclusivo de los indígenas.

Vídeo de un guaraní de Laranjeira Ñanderu que habla sobre la necesidad de los guaraníes de vivir en su tierra ancestral.