La tribu samburu de Kenia ha pedido a Reino Unido que ratifique el Convenio 169 de la OIT.

La tribu samburu de Kenia ha pedido a Reino Unido que ratifique el Convenio 169 de la OIT. © Survival

Pueblos indígenas de cuatro continentes han instado a Gran Bretaña a que ratifique la norma internacional que “garantizará” su supervivencia.

Es la primera vez que un grupo de representantes indígenas realiza un llamamiento tan directo, lo que refleja la urgente necesidad de adhesiones internacionales a la norma.

En la actualidad, 22 países han ratificado la normativa conocida como Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que es la única legislación internacional vinculante diseñada para proteger los derechos de los pueblos indígenas.

Reconoce el derecho de estos pueblos a la propiedad de las tierras en las que viven, a tomar decisiones sobre los proyectos que los afectan y a asegurarles su libertad e igualdad.

La indignación global sirvió para ayudar a los bosquimanos, pero el Convenio 169 de la OIT defendería legalmente sus derechos.

La indignación global sirvió para ayudar a los bosquimanos, pero el Convenio 169 de la OIT defendería legalmente sus derechos. © Marc Cowan/Survival

España ratificó el Convenio en el año 2007, sumándose así a otros países como Perú, Argentina, Paraguay o Brasil. Sin embargo, naciones como EE.UU., con pueblos indígenas dentro de sus fronteras, o Francia y Reino Unido, con empresas nacionales sobre tierras indígenas, siguen sin firmarlo.

Representantes indígenas de África, Papúa Occidental, Brasil y Rusia, así como redes con sede en Reino Unido, han enviado una carta al ministro de Exteriores británico William Hague pidiéndole que el país respalde esta legislación que salvará las vidas de los pueblos indígenas y que preservará sus ricos ecosistemas.

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró hoy: “Durante siglos, los pueblos indígenas han sido brutalizados, forzados a salir de sus tierras, asesinados, marginados y vendidos como esclavos. Históricamente los británicos han desempeñado un rol fundamental en estas abominaciones, que llevaron a la extinción de innumerables pueblos. En la actualidad, Gran Bretaña puede elegir ratificar la única normativa que previene genocidios similares. Ya es hora de que lo haga”.

Nota para los periodistas:

Descargar la carta remitida al ministro de Asuntos Exteriores, William Hague (en inglés).

Compartir

  • Facebook
  • WhatsApp
  • Copy