Indígenas en Río+20: "comprendemos la sostenibilidad mejor que nadie"

Los indígenas brasileños unidos en la cumbre de Río+20

Los indígenas brasileños unidos en la cumbre de Río+20
© Marcello Casal Jr/ABr

Miles de indígenas brasileños se han unido esta semana en Río para alzar sus voces en la cumbre de Naciones Unidas sobre desarrollo sostenible y medio ambiente, conocida como Río+20.

Sonia Guajajara, de la tribu guajajara, ha declarado: “Hemos venido para concienciar sobre nuestra lucha y para mostrar que este modo de desarrollo no es realista… Queremos mostrar al mundo lo que significa vivir de forma sostenible. Nadie comprende la sostenibilidad mejor que los indígenas”.

Los indígenas han celebrado marchas de protesta, canciones rituales y danzas, discursos y reuniones, y han presentado sus reivindicaciones ante la conferencia oficial de Naciones Unidas.

Davi Yanomami, el “Dalai Lama de la Selva”, hizo un llamamiento a los participantes en la cumbre para que salven a la tribu más amenazada de la Tierra, los indígenas awás. La selva de los awás se está talando a un ritmo mayor que el de cualquier otra tribu en Brasil.

Los indígenas guaraníes han llamado la atención sobre el enorme retraso del Gobierno a la hora de demarcar su tierra. Otoniel Ricardo Guaraní ha dicho: “Necesitamos que nuestra tierra sea demarcada, porque una vez que se consiga esto, habremos solucionado todo. Por eso es importante para nosotros estar aquí y obligar al Gobierno a trabajar en estas cuestiones”.

Los guaraníes sufren condiciones de vida espantosas desde que los ganaderos robaran y ocuparan gran parte de sus tierras. La Fiscalía de Brasil ha pedido recientemente que el Gobierno pague 83 millones de dólares a una comunidad como compensación por “daños morales y materiales”.

El Departamento de Asuntos Indígenas de Brasil, FUNAI, aseguró en Río a la tribu xavante que los invasores de su tierra serían expulsados.

Aproximadamente 1.000 indígenas se manifestaron frente al banco brasileño de desarrollo BNDES en contra de su contribución a la presa de Belo Monte, que está resultando devastadora para la selva de varias tribus. Los indígenas aislados de la región son especialmente vulnerables.

Indígenas ocupan el lugar de la presa de Belo Monte y reconectan el río Xingú.

Indígenas ocupan el lugar de la presa de Belo Monte y reconectan el río Xingú.
© Atossa Soltani/ Amazon Watch

La semana pasada, cientos de indígenas ocuparon la ubicación de la presa de Belo Monte y excavaron un canal para reconectar el río Xingú, del que dependen para su supervivencia.