18 detenidos por el asesinato de un líder indígena

El líder indígena Nísio Gomes fue asesinado por pistoleros enmascarados el año pasado.
El líder indígena Nísio Gomes fue asesinado por pistoleros enmascarados el año pasado.

© Survival International

Las autoridades brasileñas han detenido a 18 personas en relación con el asesinato de un líder indígena por pistoleros enmascarados.

El líder religioso Nísio Gomes fue asesinado frente a su comunidad guaraní en el estado de Mato Grosso do Sul el pasado mes de noviembre. Su cadáver aún no ha sido encontrado.

En la lista de sospechosos se encuentra el propietario de una prominente firma de seguridad que contrata a pistoleros para patrullar las áreas de tierra ocupadas por terratenientes.

Abogados que trabajan en nombre del propietario de Gaspem Segurança, Aurelino Arce, no han conseguido su liberación.

La policía federal de Brasil también ha conectado a otros sospechosos prominentes con el asesinato de Gomes, entre los que se encuentran 6 terratenientes, un abogado y un funcionario público.

Los cargos que se imputan a los detenidos incluyen la planificación del ataque, el suministro de armas, corrupción de testigos y fraude.

Los guaraníes brasileños están siendo expulsados constantemente de su tierra por los terratenientes ganaderos y forzados a vivir en peligrosas condiciones en las cunetas de las carreteras o en reservas masificadas.

Miembros de la comunidad de Gomes protestan para que sus derechos territoriales se respeten.
Miembros de la comunidad de Gomes protestan para que sus derechos territoriales se respeten.

© MPF/Survival

Los asesinatos de líderes guaraníes por pistoleros son frecuentes, en un esfuerzo de evitar que las comunidades regresen a su tierra.

El director de Survival International, Stephen Corry, dijo hoy: “Este es un paso positivo, pero Brasil debe recordar que Nísio no es el único activista indígena que ha sido asesinado a sangre fría. Durante años, poderosos terratenientes han contratado los servicios de sicarios para matar a quienes los retan. La cultura de la impunidad debe llegar a su fin para que esta situación cambie”.

Nota a los periodistas:

La policía federal de Brasil llevó a cabo 10 de estos arrestos en junio y 8 más en lo que va de mes.