Gigante minero vuelve a poner en jaque la supervivencia de los awás

Las vidas de los miembros de la tribu más amenazada de la Tierra estarán de inmediato en peligro si el nuevo proyecto de Vale prospera.

Las vidas de los miembros de la tribu más amenazada de la Tierra estarán de inmediato en peligro si el nuevo proyecto de Vale prospera.

© Survival International

Los planes de una gran empresa minera de expandir una polémica línea de ferrocarril, que ya abrió partes de la Amazonia brasileña a los invasores, ponen ahora en grave peligro a la tribu más amenazada de la Tierra.

La empresa brasileña Vale posee la mayor mina de hierro del mundo y transporta el lucrativo mineral desde la Amazonia hasta el Océano Atlántico en trenes de 2 km de longitud.

Ahora quiere expandir este tramo de línea ferroviaria para que algunos de los trenes más largos del mundo puedan recorrer simultáneamente el trayecto en ambos sentidos, e incrementar de este modo la mercancía que se transporta.
 

I Dongria Kondh vivono a Niyamgiri da migliaia di anni. Con la loro religione e il loro stile di vita hanno contribuito ad alimentare le dense foreste dell’area e a proteggere la sua ricchissima fauna.

Uno de los trenes más largos del mundo pasa por la tierra de los awás. El gigante minero Vale quiere expandir las líneas de ferrocarril para que los trenes puedan recorrer simultáneamente ambos sentidos. © Survival

Pero el hogar en la selva de la tribu más amenazada de la Tierra, los awás, está bordeado por la línea ferroviaria, especialmente a los miembros que permanecen sin contacto, en inmediato peligro.

Los awás están en contra del proyecto. Dicen que aumentará el ruido generado por el ferrocarril, asustará a los animales de los que dependen para sobrevivir e incrementará el número de invasores en su selva.

La tristemente conocida mina de Carajás de Vale y su ferrocarril ya devastaron a los awás a principios de la década de los años 80 ya que provocaron la apertura de su tierra a colonos, ganaderos y madereros.

El proyecto Carajás de Brasil devastó a la tribu de los awás a principios de la década de los 80.

El proyecto Carajás de Brasil devastó a la tribu de los awás a principios de la década de los 80.

© Peter Frey/Survival

Sin embargo, a pesar de este legado y de las recientes objeciones a los planes de expansión de Vale, los awás no han sido consultados debidamente. Vale, por su parte, ha asumido que el ferrocarril es inevitable y ha ofrecido una compensación al pueblo indígena awá.

La decisión quebranta la legislación brasileña y el derecho internacional, que requieren que las empresas lleven a cabo un proceso de consulta con las comunidades afectadas antes de iniciar tan siquiera este tipo de proyectos.

El pasado mes de diciembre los trabajadores de Vale levantaron un campamento a las afueras del territorio de los awás, pese a que no se les había concedido la licencia de instalación para trabajar en la zona.

Stephen Corry, director de Survival International, ha declarado hoy: “La financiación del Banco Mundial y la Unión Europea al proyecto Carajás condujo a la enorme destrucción de la selva de los awás. Ahora, solo 30 años después, y aunque ya existe una línea de ferrocarril, esta expansión sinsentido viene a ejercer aún más presión sobre la tribu y su cada vez más escasa selva.”

Nota para los periodistas:

Vale tiene previsto que el trabajo se complete a finales de 2016. De aprobarse, permitirá el transporte anual de 230 millones de toneladas de hierro, 100 millones más que en la actualidad.

Casi 30.000 personas han apoyado la campaña de Survival para salvar a la tribu más amenazada de la Tierra desde su lanzamiento a finales del mes de abril.