Paul Raffaele dijo que una niña suruwaha se negó a darle la mano porque quería matarlo. En realidad, llevaba tanta crema solar que los suruwahas pensaban que tenía una enfermedad en la piel.

Paul Raffaele dijo que una niña suruwaha se negó a darle la mano porque quería matarlo. En realidad, llevaba tanta crema solar que los suruwahas pensaban que tenía una enfermedad en la piel.
© Channel 7

El Channel 7 australiano acudirá mañana (11 de octubre) a los tribunales para intentar que desestimen un demoledor veredicto en su contra del regulador australiano de los medios de comunicación, ACMA.

ACMA estableció que la cadena violó la “cláusula contra el racismo” del código de emisiones al emitir un reportaje sobre un pueblo indígena brasileño tan extremo que fue calificado de “sensacionalismo televisivo” por Survival International.

El reportaje calificaba a los indígenas suruwahas de Brasil como asesinos de niños, reliquias de la “Edad de Piedra” y “unos de los mayores violadores de derechos humanos del mundo”.

Survival presentó una queja ante el regulador australiano ACMA después de que Channel 7 rechazara su petición de emitir una rectificación a su reportaje, difundido en el programa Sunday Night.

Aunque parezca increíble, Channel 7 no está intentando que se revoque lo sustancial del veredicto, sino que quiere que el tribunal declare que las distintas afirmaciones que aparecían en el reportaje, como que “estas tribus perdidas fomentan el asesinato de niños discapacitados”, no eran de naturaleza “factual”.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado hoy: “Channel 7 le está pidiendo al tribunal australiano que rechace las conclusiones del regulador porque no es probable que su audiencia en ningún momento se creyera este ‘reportaje informativo’. Al margen de que esté bien o mal emitir, con conocimiento de causa, sus sórdidas invenciones como ‘noticias’, su vilipendio de los suruwahas va más allá de una simple broma y no debería permitirse”.

El reportaje presenta a los suruwahas como 'los mayores violadores de derechos humanos del mundo'.

El reportaje presenta a los suruwahas como ‘los mayores violadores de derechos humanos del mundo’.

© Adriana Huber/Survival

Nota para periodistas

1. Survival ha elaborado un código ético para realizadores audiovisuales con el objetivo de ayudarlos a trabajar con comunidades indígenas y tribales de forma responsable. También utiliza su campaña Plántale cara al racismo para alertar ante las descripciones racistas, aun cuando no son intencionadas, en los medios de comunicación.