La minería y las intoxicaciones por mercurio amenazan a una remota tribu amazónica

Los zoés fueron contactados por primera vez en 1982 por misioneros evangélicos, y desde entonces se encuentran amenazados por las enfermedades.

Los zoés fueron contactados por primera vez en 1982 por misioneros evangélicos, y desde entonces se encuentran amenazados por las enfermedades.

© Fiona Watson/Survival

Las autoridades brasileñas han lanzado una operación conjunta para expulsar a los mineros ilegales que operan en la tierra del pueblo indígena zo’é.

La pequeña tribu de los zo’és, que en gran medida ha permanecido aislada, es extremadamente vulnerable a las enfermedades que transmiten los foráneos.

Fábio Augusto Ribeiro, del departamento de asuntos indígenas del Gobierno brasileño, declaró que tras acciones de sobrevuelo e incursiones terrestres “fue posible averiguar, más allá de la invasión provocada por la minería, un daño medioambiental muy significativo, con apertura de cráteres y la contaminación del agua por el mercurio. También era bastante preocupante la situación de conflicto inminente con el pueblo zo’é”.

Buena parte de los alimentos de la tribu proceden de la pesca, lo que les hace muy vulnerables al envenenamiento por mercurio. Los mineros vierten el químico en las aguas de los ríos cuando buscan oro.

Buena parte de los alimentos de la tribu proceden de la pesca, lo que les hace muy vulnerables al envenenamiento por mercurio. Los mineros vierten el químico en las aguas de los ríos cuando buscan oro.

© Fiona Watson/Survival

Varios informes recientes destacan los devastadores impactos del mercurio (habitualmente empleado en la minería de oro ilegal) sobre las comunidades indígenas. Survival International ha escrito al Relator Especial de la ONU sobre Salud para pedirle que presione a los gobiernos de América del Sur a acabar con la minería ilegal y la contaminación de mercurio en los territorios indígenas.