Los matsés se han opuesto firmemente a la exploración petrolífera en sus tierras.

Los matsés se han opuesto firmemente a la exploración petrolífera en sus tierras. © Survival International

Una compañía petrolera canadiense ha abandonado el territorio de un pueblo indígena amazónico de Perú. En julio de 2016, la petrolera Pacific E&P rescindió su contrato de exploración petrolífera, vista la firme oposición de los indígenas matsés.

La resistencia de los matsés impidió a la empresa petrolera iniciar su primera fase de prospección de petróleo.

La exploración en busca de petróleo es devastadora para los pueblos indígenas. En el proceso suelen utilizarse miles de explosiones subterráneas a lo largo de cientos de senderos abiertos en la selva para ubicar los yacimientos de petróleo.

Las explosiones ahuyentan a los animales, por lo que quedan pocos alimentos que cazar, y el proceso en su conjunto provoca un enorme daño.

“El petróleo destruirá el lugar donde nacieron nuestros ríos. ¿Qué ocurrirá con los peces? ¿Qué beberán los animales?”, se preguntaba una mujer matsés.

Los indígenas batallan ahora para que se cancele la concesión petrolífera y para evitar que las autoridades peruanas otorguen un nuevo contrato a otra compañía.

Pacific E&P todavía pretende seguir adelante con la prospección en una zona cercana, donde se sabe que viven indígenas matsés no contactados.

Todos los pueblos indígenas aislados se enfrentan a una catástrofe a menos que su tierra sea protegida. Poblaciones enteras están siendo exterminadas por la violencia ejercida por los foráneos que les arrebatan sus tierras y recursos, y por enfermedades como la gripe y el sarampión frente a las que no tienen inmunidad.

Cualquier prospección de petróleo destruirá a la tribu y Survival desarrolla una campaña para impedirlo.

Compartir

  • Facebook
  • WhatsApp
  • Copy