Éxito: reapertura de una organización indígena rusa

Un niño evenk junto a renos en Siberia.

Un niño evenk junto a renos en Siberia.
© Raipon/Survival

RAIPON, la organización que representa a los pueblos indígenas de Rusia, ha recibido el permiso de las autoridades rusas para volver a abrir. Esta organización se vio obligada a cerrar por el Ministerio de Justicia ruso en noviembre del año pasado.

La razón oficial que se esgrimió para su cierre fue que los estatutos de la organización no se ajustaban a la legislación federal. Sin embargo, muchos creyeron que el cierre fue un intento de sofocar la oposición por la explotación de los recursos naturales rusos en Siberia, y que se enmarca en una ofensiva contra las organizaciones que tienen vínculos con el extranjero.

RAIPON fue fundada en 1990 y representa a más de 270.000 indígenas. Esta organización ha dado voz a los pueblos indígenas que habitan algunos de los lugares más remotos e inhóspitos del planeta.

Survival, junto con otras organizaciones, protestó ante el Gobierno ruso contra la clausura reclamando que se permitiera a RAIPON seguir desarrollando su trabajo de representación de los pueblos indígenas de Rusia.

En una carta abierta enviada a Survival, el vicepresidente de RAIPON, Rodion Sulyandziga escribió: "Me gustaría expresar mi más profunda gratitud a todos los que han estado con nosotros durante estos difíciles días, y meses, que han expresado su solidaridad y compromiso cívico, que han sido capaces de comprender y ascender con nosotros hasta alcanzar un nuevo nivel, que no guardaron silencio y no nos dieron la espalda. Gracias por su participación y solidaridad. Este es un logro colectivo ".