Senadora de Filipinas pide que se ratifique la legislación sobre pueblos indígenas

Un palawan trepa por un puente aéreo hecho de cañas de ratán para llegar hasta la copa de un árbol ginuqu.
Un palawan trepa por un puente aéreo hecho de cañas de ratán para llegar hasta la copa de un árbol ginuqu.
© Dario Novellino

Una importante senadora filipina ha pedido a su Gobierno que ratifique la legislación internacional en materia de pueblos indígenas, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Loren Legarda dijo en un comité del senado que los derechos de los pueblos indígenas en Filipinas son a menudo ignorados, a pesar de su reconocimiento constitucional, la legislación nacional y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Declaró: “La ratificación del Convenio 169 será beneficiosa para los pueblos indígenas porque dará fuerza a la implementación de dichos derechos”.

La señora Lagarda es una senadora popular e influyente, y su demanda da más peso a las reivindicaciones de los pueblos indígenas de Filipinas, que llevan tiempo pidiendo al Gobierno la ratificación del Convenio.

El Convenio 169 es la única legislación internacional sobre pueblos indígenas y tribales, y reconoce los derechos territoriales y el derecho a la autodeterminación. Veintidós países ya han ratificado el Convenio hasta la fecha; Nicaragua y la República Centroafricana lo han hecho este año. Si Filipinas lo ratifica, será el primer país del Sureste Asiático en hacerlo.

A pesar de la existencia de una Ley de Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada en Filipinas en 1997, los derechos de los pueblos indígenas del país siguen siendo ignorados. El Convenio 169 es legalmente vinculante, por lo que los Gobiernos están obligados a cumplirlo. Esto da a los pueblos indígenas una vía para exigir reparaciones si ven vulnerados sus derechos.

Cuantos más países ratifican el Convenio, más fuerza adquiere. Survival insta a todos los estados a ratificarlo.