Tribu filipina protesta contra una mina de níquel

Palawan plantando arroz en tierras altas en Barangay Culasian, municipio de Rizal.

Palawan plantando arroz en tierras altas en Barangay Culasian, municipio de Rizal.
© Dario Novellino

Miembros de un pueblo indígena filipino están protestando después de que el segundo hombre de negocios más rico del país se haya asociado con una empresa minera en la isla de Palawan.

El acuerdo firmado entre MacroAsia Corporation, de Lucio Tan, y la empresa china Jinchuan Group Ltd., promueve los planes de extraer níquel de la tierra ancestral de los palawanes.

Con esta unión empresarial ambas compañías pretenden extraer hasta un millón de toneladas métricas de níquel al año del bosque tropical filipino llamado Brooke’s Point.

En esa zona se encuentra el hogar de las comunidades palawanes, algunas de las cuales han mantenido un escaso contacto con foráneos. Miembros de la tribu palawan, que viven en el área amenazada, han mostrado de forma consistente su oposición a la minería en su tierra, de la que dependen para sus cultivos, para cazar y recolectar.

A pesar de esto, MacroAsia asegura que ha recibido el consentimiento de los propietarios de la tierra, y que está esperando la siguiente fase de autorización de la agencia gubernamental responsable de los derechos de los pueblos indígenas (NCIP).

En octubre, comunidades indígenas firmaron una resolución conjunta solicitando al Gobierno filipino que implemente la Ley de Derechos de Pueblos Indígenas en su totalidad. También pidieron que cancele las licencias concedidas a empresas como MacroAsia, que están invadiendo la tierra ancestral de los indígenas sin su consentimiento.