Una empresa minera es multada por arrasar un lugar sagrado para los aborígenes

El lugar, conocido como “Dos Mujeres Sentadas”, ha sido profanado por una empresa minera.

El lugar, conocido como “Dos Mujeres Sentadas”, ha sido profanado por una empresa minera.

© Aboriginal Areas Protection Authority

En un veredicto histórico, una empresa minera australiana ha sido multada por profanar un lugar sagrado para los aborígenes.

Al parecer es la primera vez que una autoridad del Gobierno logra una condena para una compañía minera por destruir un lugar sagrado, aun cuando estos actos han ocurrido muchas veces en el pasado.

La compañía, OM Manganese, opera la mina de manganesio Bootu Creek en el Territorio Norte desde 2005.

Pero el año pasado la detonación de explosivos para la apertura de nuevas vetas de mineral hizo colapsar parte de una formación rocosa de gran antigüedad conocida como “Dos Mujeres Sentadas”.

Se trata de un lugar sagrado para el clan kunapa, los tradicionales dueños y custodios del área.

El Dr. Ben Scambary, líder de la Autoridad de Protección de Áreas Aborígenes, dijo: “Este lugar… se relaciona con un sueño sobre una rata marsupial y un bandicut que tuvieron una pelea por un alimento tradicional. Mientras los ancestros creadores peleaban su sangre salpicaba y teñía la roca de un color rojo intenso”.

La representante de la comunidad kunapa Gina Smith declaró: “Siempre será considerado como un lugar sagrado para nosotros, pero ha sido arruinado y no sabemos qué hacer”.

Este lugar es parte de un canto kunapa, un camino invisible que conecta eventos de la época del sueño de los aborígenes, hace mucho tiempo.

La jueza, Sue Oliver, dictaminó que OM Manganese favoreció “el negocio y la ganancia” por encima de su deber de proteger el lugar sagrado.